miércoles, 10 de junio de 2015

Perdón

Mis más sinceras disculpas por esta desaparición de tantos meses. Se que algunas de vosotras habéis estado preocupadas por mi, alguna me lo ha hecho saber por twitter y otra por correo. No era mi intención estar desaparecida tanto tiempo, pero el tiempo pasaba y no encontraba el momento para sentarme y ponerme.

Lo principal: estoy bien y la niña también. Tengo muchas cosas que contaros, espero irlo haciendo poco a poco,  Espero que esta primera entrada consiga que vuelva a retomar el blog.

Voy a hacer un pequeño resumen de lo que ha pasado todos estos meses: 

Como ya sabéis los problemas de espalda causaron que necesitara una baja, tenía un dolor terrible en un costado cuando estaba sentada más de 20 minutos. Como comprenderéis si no podía estar delante del pc para trabajar tampoco podía para dedicarme al blog. Esos últimos meses de embarazo me dediqué a disfrutar y cuidarme.

Pasé por dos grandes resfriados, es horrible estar embarazada y enferma. Yo siempre tenía calor así que no me extraña nada haberlos pillado.

Y finalmente terminó el embarazo, ya os contaré el parto pero saber que salí del paritorio más enamorada que nunca y con ganas de ir a por el segundo.

Desde el parto hasta ahora estoy disfrutando como loca de la maternidad, soy muy feliz

Siento no haber encontrado el momento para escribiros unas palabras antes, pero la maternidad me ha absorbido completamente. Espero ir recuperando otras facetas de mi y descubrir el nuevo equilibrio.

Gracias por leerme!

Agradecer este post a @lamamadealvaro


jueves, 6 de noviembre de 2014

19ª Semana de embarazo

Llego a publicar esta entrada más de una semana tarde, espero que me podáis perdonar. Fue una semana un poco loca que se me pasó muy rápido. Al igual que las últimas semanas he estado muy liada en trabajo por lo que se me pasó muy rápido.

Síntomas

Tuve un gran ataque de hormonas el último día de la semana. Se juntaron varias cosas, Relojero está trabajando muchísimo tiempo, mucho más de la cuenta, yo estaba muy cansada y no me sentía respaldada. Así que ese día me entró una llorera que no podía parar.

Estas últimas semanas no os he contado uno de los síntomas más graciosos que han ido apareciendo gradualmente. Tengo la barriga peluda, me ha ido saliendo pelusilla en la barriga y ahora tengo una barriga peludita. No ha sido algo de un día para otro, ha sido gradual y me he ido dando cuenta gracias a echarme la crema. Yo no soy nada peluda así que le echo la culpa a los genes de Relojero que crecen en mi barriga, y él se mete conmigo diciendome que me va a regalar un cepillo para que los peine.

Sigo con algunos dolores de espalda en el trabajo. Me levanto muy a menudo, estiro la espalda y así consigo que se me pase durante un rato largo.

Barriga

Sigue creciendo, esta semana se subió un poco y he tenido mis primeros dolores de costillas, nada insoportable.

Peso de la semana 19: 79,6 kilogramos
Peso a comienzos de ciclo: 77,9 kilogramos
Ganados 1,7 kilos (700 gramos desde la semana pasada)

@

Sigo sin notarla, me muero de ganas cada día más. También me encantaría que la pudiera notar Relojero, yo aunque no la note moverse noto todos los síntomas, pero él no nota nada, para él es un poco como hablar en futuro. Tenemos muchas ganas de verla mañana en la ecografía de las 20 semanas.



A estas alturas el embarazo ya empieza a ser duro, ya me empieza a costar físicamente. Reconozco que esperaba empezar a quejarme algo más tarde, quizás une mes o dos más. Espero poder escribiros más a menudo y si me da tiempo dejaros ya escrita la semana 20, que ya ha pasado.  

domingo, 26 de octubre de 2014

18º Semana de embarazo

Esta semana ha sido muy ajetreada en el trabajo. Por eso he estado tan desconectada y he tardado tanto en escribir esta entrada. Supongo que tendré que seguir desconectada algún tiempo más. El tiempo se me pasa volando y termino los días agotada.

Síntomas

Siguen los pinchazos, sobretodo en la parte baja de la barriga en el lado izquierdo. en esa zona también he sentido palpitar alguna de mis venas cuando hago algún esfuerzo. Supongo que es en donde está la placenta pero preguntaré el día de la ecografía.

He notado un par de mareos, el primero ha sido muy intenso y me he asustado un poco, pero ha sido meterme algo en el estómago y pasárseme, en 1 minuto como nueva. Supongo que son avisos de mi cuerpo cuando necesito comer algo, así que ahora estoy más atenta a los primeros síntomas.

Barriga

Sigue su progresión, es una barriga notable. Algunos días está más grande que otros, es un poco raro levantarse con la barriga más pequeña que cuando te acostaste.

Peso de la semana 18: 78,9 kilogramos
Peso a comienzos de ciclo: 77,9 kilogramos
Ganados 1 kilo (500 gramos desde la semana pasada)

@

Supongo que creciendo. Tengo muchas ganas de notarla, quiero saber que está bien ahí dentro. 


Siento que esta entrada haya sido tan corta, intentaré que la próxima sea un poco mejor.

jueves, 16 de octubre de 2014

¿Cuando se empieza a querer a un hijo?

Tengo muy claro que yo ya quería a mi niña cuando solo era una idea en mi cabeza. Que a veces la idea fuera de un niño, una niña, múltiples o incluso una adopción no importaba yo ya quería a mis hijos imaginarios. Es cierto que ese amor durante el embarazo se ha ido incrementando cada día un poco más y que lo que sentiré después del parto no se podrá comparar a lo que siento ahora. Pero lo que tengo claro es que una pequeña parte de ese amor ha estado ahí siempre.

Esta pregunta y respuesta vienen al caso porque en una conversación con compañeras de trabajo me he dado cuenta de que no todo el mundo siente ese amor. Que no todo el mundo tiene esa pequeña semilla dentro.

Os intentaré poner en situación. Estábamos dos madres recientes y dos embarazadas hablando sobre partos, cuando una de las madres dijo que a ella en el parto lo que más le preocupaba era su hija, que de ella misma en ese momento no se había preocupado. A esto la otra embarazada respondió, pues yo creo que me preocuparé sólo por mi, a mi hijo no lo conozco y aun no le tengo cariño. Yo ya estaba con la mandíbula en el suelo por aquel entonces y no era capaz de decir palabra. Cuando añadió, para dejarme más perpleja aún, que lo más importante era ella y que si algo salía mal podía tener más hijos. Os juro que esa última frase me dejó tan alucinada que lo único que fui capaz de decir fue que yo ya quería a mi hijo con locura. Para mi la conversación se acabó en ese momento.

Tan solo con escribirlo vuelvo a estar en estado de shock. Supongo que muchas de vosotras estaréis igual que yo. Yo quiero pensar que lo que ha dicho no se cumplirá, que empezará a sentir amor por su hijo antes de pasar tiempo con él o incluso que ya lo siente pero que no lo reconoce. A las conclusiones que he podido llegar sobre este asunto es que no es consciente del milagro que supone tener a un ser creciendo dentro de ti, que no es consciente de los compleja que es la concepción, que no es consciente de lo que luchan muchas parejas para llegar al punto en el que está ella y que por supuesto llegar a estar embarazada no le ha costado mucho. 

La frase sobre cogerle cariño me impactó, es como si fuera algo o alguien a lo que no tienes que querer pero le coges cariño, no me gustó. Pero la frase de ya tendré otros, como si fuera tan fácil (que para mi lo fue, pero soy consciente de la suerte que he tenido), como si la pérdida no fuera a tener consecuencias, esa frase me noqueó. 

¿Qué os parece? ¿Alguna se sintió así en su embarazo?

martes, 14 de octubre de 2014

17ª Semana de embarazo

Semana de emociones. Esta semana visitamos a la matrona y Relojero por fin pudo ver a nuestro bebé, fue realmente emocionante. Tengo algún síntoma nuevo pero espero poder esquivarlos. Ya empiezo a tener algunas dificultades de movimiento para según que cosas. 

Síntomas

Ha empezado el dolor de espalda. Ayer en el trabajo fue constante y muy difícil aguantar sentada. Por la noche me puse las pilas y me puse a hacer ejercicio, parece ser que el ejercicio más recomendable es el de arquear la espalda y me ha ayudado mucho.

Siguen los pinchazos, pero estoy mucho más tranquila desde que las matronas me han dicho que es normal.

Antojos

Me apetecen huevos muchas veces, solo de escribirlo ya me he puesto a salivar. Me controlo un poco y no los como todo lo que me apetece.

También me apetece carne de ternera y morcilla dulce. Igual tiene algo que ver con el hierro.

No me apetecen yogures pero si leche. Supongo que será por el calcio.

Barriga

Creciendo, como debe ser. La tengo bajita, si sigue así de baja me da que voy a tener que usar un cinturón para sujetarla como hizo mi cuñada. De momento aun me levanto con normalidad pero si lo hago rápido me da algún tironcillo, así que supongo que poco a poco tendré que cambiar de hábitos respecto a los movimientos.

Peso de la semana 17: 78,4 kilogramos
Peso a comienzos de ciclo: 77,9 kilogramos
Ganados 500 gramos (1 kilo desde la semana pasada)

Ya he dejado a tras los negativos, ahora tocará subir poco a poco. La semana pasada comí muchas galletas y magdalenas, por eso creo que llegué al kilo de ganancia. Esta semana intentaré comer más fruta y dejar de lado un poco las galletas para seguir ganando pero algo menos, que quedan muchas semanas como para hacerlo de kilo en kilo.

@

Ya no debería de llamarse @ pues la matrona nos ha dicho que es niña, nos lo confirmarán el mes que viene. Verla de nuevo esta semana ha sido fantástico, tengo que reconocer que yo en lugar de mirar para nuestra pequeña estaba mirando para Relojero, fue maravilloso. Se movía mucho pero tenía la cabeza muy abajo por lo que que matrona me ha dicho que ya que paso tantas horas sentada que intente recostarme un poco en la silla, que no me incline hacia delante.

Le midió la cabeza y el femur (creo), está muy grande, una semana adelantada al tamaño estándar, vamos que el ecógrafo indicaba una semana más de la que tiene. Yo soy grande y Relojero más así que es normal que nuestra pequeñaja lo vaya a ser también.

Creo que estoy empezando a notarla, de vez en cuando noto como burbujitas moverse por una zona en concreto de la barriga. Son momentos puntuales un ratito noto un montón y después no noto nada en el resto del día. Me muero de ganas de notarla todos los días de una manera más clara.



Lo más maravilloso de la semana ha sido ver a Relojero ilusionado, quiero contároslo con detalle en una entrada. 

miércoles, 8 de octubre de 2014

16ª Semana de embarazo

Semana de estrés en el trabajo. Me he encontrado mucho mejor de los dolores de brazos. Me ha faltado el aliento en un par de ocasiones. Pero lo que ha marcado el final de la semana ha sido la aparición de las hormonas. Todo me afecta mucho más, la alegría y la tristeza. No me puedo controlar en ciertas situaciones y me enfado mucho o me pongo a llorar, menos mal que normalmente me pasa cuando estoy sola leyendo o viendo noticias, sino ya me tomarían por loca.

Síntomas

Sigo con algún dolor de brazos muy de vez en cuando pero con el truco de subir la almohada ha mejorado mucho.

A lo largo de la semana se me ha ido el apetito, me tengo que obligar a comer y cuando meto un bocado en la boca aun se me va más. Ahora no es que tenga un estómago que se me llene con una mandarina, ahora es que con media galleta ya estoy servida para varias horas.

Estoy hecha una llorona, no es que esta semana haya sido especialmente alegre y menos este lunes por la tarde. Pero es ver y escuchar ciertas cosas y me hierve la sangre de una manera incontrolable. Ayer, que ya coincide en la semana que viene pero por un día me lo tenéis que perdonar, me alteré tanto con una noticia que se me puso la barriga durísima así que tengo que tomar medidas. La solución temporal va a ser dejar de leer noticias, dejar las noticias de la tele y en el trabajo ponerme los cascos.

He tenido como pequeños calambres o pinchazos en la parte baja de la barriga más hacia el lado izquierdo, un día fueron tantos que me planteé ir al médico, al final esperaré a la cita con la matrona el viernes.

Barriga

Sigue creciendo poco a poco, es baja y puntiaguda aun tengo cintura. Cada día está un poco distinta, más puntiaguda, más achatada, un poco más alta, va mutando dependiendo de las apetencias del bichejo. 

El domingo me embutí en un vestido no apto para preñis, la oprimí un poco pero no se quejó. Era eso o la alternativa del vestido con vuelo que a las que somos de constitución fuerte nos sienta como el culo.

Otra cosa, cuando me rio bota un montón, es super gracioso y me hace reir más y más. Ahora bota todo la barriga en bloque, sube  y baja, sube y baja.

Peso de la semana 16: 77,4 kilogramos
Peso a comienzos de ciclo: 77,9 kilogramos
Perdidos 500 gramos (1,1 kilos desde la semana pasada)

Ya os dije que la semana pasada el pesaje no había valido de mucho por hacerlo por la noche, pero no pensé que la diferencia fuera tan notable. Espero empezar a ganar peso poco a poco, pero con la falta de apetito va a ser complicado.

@

Pues espero que creciendo. No me llega la hora de la siguiente ecografía para verl@. Esta semana creo que lo he notado un par de veces, pero no han sido tan claras como la primera vez. Lo mimo mucho por las noches cuando me pringo de aceite de almendras.

Compras

Me he comprado un sujetador de lactancia y medias para embarazadas. Las medias muy cómodas, el sujetador todo lo contrario no se si he metido la pata en el modelo o incluso algo en la talla, pero me molesta horrores.




He tenido una semana de preocupaciones en el trabajo y Relojero ha estado mucho peor. A mi en un par de semanas me espera un mes muy malo, bueno, eso es lo que espero porque me quedo con el trabajo de cuatro personas, pero igual todo va fenomenal y estoy normal. Me preocupo antes de tiempo pero así me voy preparando y buscando soluciones.







jueves, 2 de octubre de 2014

Metedura de pata: Cremas antiedad


He metido la pata. Me preocupé mucho por las cremas corporales, que dejé de usar una reafirmante porque ya no es producente reafirmar ahora mismo y porque tenía cafeína. Me preocupé también de mirar si mis cremas tenían parabenos porque no se recomiendan en el embarazo. Pues lo que se me olvidó de comprobar fueron las cremas que uso para la cara.

Así pasada la semana 15 me encuentro que me he estado echando productos que no son nada buenos para el embarazo. Bueno, tampoco voy a ser alarmista, todo dependerá de la dosis como siempre. Pues resulta que mi crema facial tenía retinol, que es sinónimo de vitamina A. Parece ser que la vitamina A en exceso no es nada buena en el embarazo. Os podría poner todo lo malo que puede causar al bebé pero casi prefiero olvidarlo para no agobiarme por algo como una crema, y mucho menos que os agobieis vosotras.

El problema de la vitamina A, que es muy importante para el organismo dicho sea de paso, es que no es una vitamina hidrosoluble y que por lo tanto su exceso no se elimina por la orina. Esta vitamina se acumula en la grasa y en el hígado. Durante el embarazo se requiere una poquita más de la habitual y durante la lactancia mucha más.

Ahora viene lo simpático de todo este asunto, leo que si me echo cremas con vitamina A a mi bebé le van a pasar cosas muy malas y todo eso sin demostrar cuanta vitamina A llega a mi organismo a través de la piel, así que me empiezo a estresar un poco. Después para rematar se me da por leer las vitaminas del zumo que me estoy tomando y veo que está enriquecido con vitamina A, cuando miro la cantidad veo que ese zumo de 33cl tiene el 50% de la cantidad diaria recomendada. Esto quiere decir que si me tomo otro producto enriquecido (galletas, cereales...), el zumo, la crema y la comida normal seguro que me paso de vitamina A.

La metedura de pata no ha sido echarme la crema, como pensaba en un principio, la metedura de pata ha sido creer que una simple crema comprada en un supermercado pueda causar tantos daños a mi bebé. La metedura de pata ha sido sentirme culpable por una crema o un zumo. Por una parte mi mente me decía si fuera tan grave me lo hubiera advertido la matrona pero por otra parte estaba el miedo.

¿Creísteis haber metido la pata con algo en el embarazo? ¿Creísteis haberle hecho daño al bebé?